¡Nada más que plátano! Nada de azúcar ni grasas agregadas ¡un helado saludable!

Al congelarlo y luego licuarlo, se transforma en una crema magnífica. Hacer este helado es muy fácil. Y es perfecto para intolerantes a la lactosa o el huevo, dos ingredientes presentes en cualquier helado de heladería.

INGREDIENTES:

1 plátano maduro grande por persona.

PREPARACIÓN:

Cortamos los plátanos en rebanadas y los rociamos con zumo de limón para que no se pongan negros. Colocamos las rebanadas de plátano en un recipiente, separando las capas con film para que no se peguen, y lo llevamos al congelador, como mínimo 3 horas.

Sacamos el plátano del congelador y lo dejamos a temperatura ambiente durante 5 minutos, luego lo ponemos en el robot de cocina, picadora o batidora (deberá ser potente) y licuamos durante 2 o 3 minutos, raspando los bordes con una espátula cada tanto para que se mezcle bien, hasta que se forme una crema homogénea. Se sirve enseguida.

Este helado se tiene que preparar en el momento en que se va a consumir, porque al hacerse con plátanos congelados, no se puede volver a congelar. Tiene una consistencia súper cremosa y tarda en derretirse lo mismo que un helado tradicional. Si se desea, ya según el gusto de cada uno, se puede agregar chispas de chocolate, salsa de chocolate, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Ana Canto Gil.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.